sábado, 26 de marzo de 2011

es feminismo



En la semana pasada, la facultad de Ciencias de la Información de la UCM fue decorada. En apoyo a las compañeras feministas que llevaron a cabo su acción en la capilla de Somosaguas,se colgó una pancarta (que ya fue arrancada por el miembro más reaccionario del PAS de esa facultad, con la connivencia de Decanato) que decía: FUERA LA IGLESIA DE NUESTROS CUERPOS. SOLIDARIDAD CON NUESTRAS COMPAÑERAS FEMINISTAS (adjunta foto). Al día siguiente, se colgó el comunicado que se pone a continuación en forma de cartel junto con fotografías (adjunto todo) que incomodaron tanto que duraron 2h. Sin embargo, el comunicado, que también fue repartido entre las personas allí presentes, a día de hoy continúa. Y pueden ocurrir más cosas...

“…es feminismo”

El pasado 10 de marzo, un grupo de mujeres psicópatas y sociópatas, locas y brujas, un grupo de lesbianas rabiosas babeando espuma y chorreando de menstruación escupieron sobre la iglesia del santo santísimo padre paterno patriarcal moderno, pederasta tierno de su majestad excelente de excelencia católica.

Ante un hecho tan brutal como ensordecedor, las autoridades han perdido las orejas. No sabiendo donde buscarlas han buscado en su enciclopedia eclesiástica: manual del anti-clérico agresivo. ¡Laicistas! Gritaron. ¡Arriba el laicismo! Respondieron. Hombres y hombres juntos por un conflicto: la laicidad de lo laico, ¿es de recibo?, ¿recibieron el mensaje?, ¿aprovecharon para cobrarse recibos?, ¿vivimos en el 36?, ¡pero si los vi en la tele! Y en la radio, en la prensa,…

Primero lo primero. Primero de izquierdas, luego ya si eso feminista. El morado se tintó de rojo, el morado se tintó de negro. La conferencia episcopal tintó de púrpura el rojo y el negro y ya somos iglesia. Por supuesto, somos hombres, somos El hombre, ni tenemos tetas que enseñar ni nos pintamos el cuerpo, ¡arriba los machos!

Y así fue, tú, que lees, porque escuchar no escuchas, como un mundo feminista se quedó para otro día. Desde entonces, el laicismo aplica su pensamiento lógico-racional y nos dice qué toca y qué podemos tocarnos. Dios no existe, ergo, existe El hombre.

¿Y las mujeres?, ¿y las lesbianas? Se han olvidado de ellas, ¡amnesia de género! Las han anulado, las han eliminado del marco de lucha, no son conflicto, no están ahí, siguen soterradas, ¿volverán como zombies?, ¡Aquí están!, ¡Aquí las tenéis! Desde Olympe de Gouges jamás se fueron…

FUERA LA IGLESIA DE LOS CUERPOS, LAS CONCIENCIAS Y EL MUNDO
HOMBRES: A LEER FEMINISMO Y ESCUCHAR